en Información legal, Nacionalidad

Entre las causas de denegación de la nacionalidad española está la pérdida de la residencia legal después de haber presentado la solicitud. Es decir, durante la tramitación del expediente y antes de la resolución del mismo.

Denegación de la nacionalidad española por falta de buena conducta cívica: pérdida de la residencia legal durante el proceso.

La pérdida de la tarjeta de residencia mientras se tramita la nacionalidad española es muy común. Más teniendo en cuenta que los procedimientos de nacionalidad hoy en día se llevan entre dos y tres años en resolverse.

En ese tiempo, el ciudadano extranjero debe renovar su tarjeta de residencia, debe conservarla y mantener los requisitos que dieron lugar a su concesión o renovación y esto, no siempre sucede. Pueden darse casos de falta de cumplimiento de los requisitos de renovación, de existencia de problemas de extinción por diferentes motivos o de personas que abandonan España y esta circunstancia da lugar a la pérdida de su residencia.

La normativa de nacionalidad española exige un tiempo de residencia legal y continuada anterior a la solicitud. Estos plazos varían entre los 10 y 1 año de residencia según los casos. Si no se cumple ese tiempo de residencia legal, la respuesta será la denegación. El motivo será: “por falta del tiempo mínimo de residencia legal anterior a la solicitud de nacionalidad española”.

Pero, ¿y si la pérdida de la residencia legal se produce después de haber presentado la solicitud?

En estos casos, la circunstancia normalmente es apreciada por parte de la Policía Nacional.

En estos casos la denegación de la nacionalidad española encaja en el supuesto de “no quedar acreditada buena conducta cívica”. El Ministerio de Justicia entiende que “perder la residencia” es un hecho que no denota buena conducta cívica. De hecho, es equiparable al hecho de tener antecedentes policiales o incluso penales.

La denegación es porque se considera que “quedarse irregular” es una conducta reprochable como para denegar la nacionalidad.

Indudablemente, y desde el punto de vista jurídico puede ser cuestionable, y así lo deberíamos discutir los profesionales del derecho en vía de recurso. Las causas por las que un extranjero ha podido perder la residencia han podido ser de diversa índole y no todas por causas imputables a él mismo y considerables como “mala conducta cívica”, por lo que haría factible recurrir y tener ciertas posibilidades de éxito en los recursos.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter