en Sin categoría

Los visados para residir en territorio español a cambio de inversiones inmobiliarias de más de 500.000 euros marcarán en 2018 un nuevo récord. España se consolida como paraíso de las Visas Doradas.

Visas Doradas en España

Las Visas Doradas aparecieron en 2013 con la entrada en vigor de Ley de Emprendedores (Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internalización), la cual fomenta la inversión extranjera en España a cambio de una residencia legal. En concreto, podrán obtener este tipo de autorizaciones aquellos que inviertan en inmuebles por valor de 500.000 euros; más de un millón de euros en depósitos; más de dos millones en bonos del Estado, o bien, porque sean personal altamente cualificado.

Las cifras sugieren que España acabará 2018 con un nuevo récord de visados dorados. A falta de los dos últimos meses del año, los datos casi igualan a los de todo 2017 (5.876 permisos, 563 por adquirir inmuebles). Desde que se puso en marcha el programa en 2013, para atraer inversores durante la crisis, los permisos no han dejado de crecer cada año.

La mayoría de los extranjeros que obtiene este tipo de visas son de origen ruso o chino. En total, las inversiones realizadas han ascendido a 3.026 millones de euros. Un 77% de este porcentaje es de inversiones en casas y pisos de lujo.

Ley de Emprendedores

La Ley de Emprendedores se introdujo en 2013 con la idea de atraer inversión extranjera. El proyecto flaqueó en sus comienzos por la dureza de los requisitos que imponía la norma, pero un cambio que se produjo en 2015 permitió una flexibilidad en los trámite burocráticos que fomentó su aplicación.

No obstante, no todo es positivo, ya que además de atraer inversiones millonarias, supone un foco de atracción para aquellos millonarios extracomunitarios que deseen contar con una puerta de entrada a Europa sin necesidad de visado, y esto puede atraer a muchos indeseables, como ya ha puestos de manifiesto el Fondo Monetario Internacional (FMI) al poder suponer un incremento de abuso y corrupción.

En Bruselas, la ONG Global Witness ha reclamado recientemente a la Comisión Europea que controle más estos programas de “residencias compradas”. Una de sus portavoces, Naomi Hirst explica que los riegos son varios, ya que atrae criminales y corruptos porque ofrecen la oportunidad de evadir persecuciones en su propio país, y a su vez, permitiría continuar con sus actividades delictivas en otros países miembros de la UE, disfrutando de la libertad de movimiento por todo el espacio Schengen al ser residente legal.

Compra de inmuebles

La compra de inmuebles de lujo, constituye la vía más utilizada (un 93.7%). En su mayoría son ciudadanos rusos y chinos, los cuales invierten una media de 742.855 euros por vivienda. En el caso de los venezolanos el gasto medio se dispara hasta los 915.551 euros. Con estos números, los venezolanos se colocan en la primera posición.

Barcelona, es la provincia donde más se ha invertido.

Los rusos, por su parte, han utilizado la fórmula de inversión a través de activos financieros.  En concreto 53 de ellos.

Diez nacionales chinos realizaron diez inversiones de diez millones de euros en total; y ucranianos, 9 inversiones de 12 millones en total.

También ha habido 62 inversiones en proyectos empresariales de interés general, donde los chinos vuelven a ser mayoritarios.

Otra formula es la de los profesionales altamente cualificados. Este permiso está destinado a personas especializadas en desarrollar puestos directivos, graduados y postgraduados en Escuelas de reconocido prestigio. El objetivo de  este permiso es “atraer el talento” a España. En este caso, la mayoría de los visados concedidos ha sido para los venezolanos.

Noticia obtenida de “El País”

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter