en Sin categoría

En principio, la normativa de extranjería no impide que pueda hacerse el trámite de renovación desde fuera de España de una tarjeta caducada.

Parece claro que si no estamos en España, la presentación de la renovación del permiso de residencia difícilmente podrá realizarse de forma presencial. Pero ello no impide por ejemplo, que pueda realizarse el trámite por sede electrónica, de forma telemática o bien, por registro público o por el propio registro del Consulado español en nuestro país.

El problema no se plantea por el hecho de poder hacer o no la renovación de la tarjeta caducada. En principio no habría ningún problema al poder iniciar el procedimiento por cualquiera de las vías mencionadas, incluso autorizando a un abogado para que presente la solicitud de renovación por nosotros en España. El problema realmente es que nuestra tarjeta ya está caducada. Y, aunque finalmente nuestra solicitud de renovación sea resuelta favorable, nos encontraremos con dificultades para volver a efectuar la entrada en España y poder hacer el trámite de huella para la expedición de la nueva tarjeta.

Es decir, para poder retornar se nos pueden presentar ciertas dificultades al no poder acreditar nuestra residencia efectiva en España. Por lo tanto, en determinados casos necesitaremos solicitar un visado que nos permita volver a entrar.

Otra cuestión importante es que nuestra renovación estará condicionada al tiempo que hemos permanecido fuera de España. La normativa española establece unos plazos de ausencias permitidos según la autorización de residencia de la que seamos titular. Por lo tanto, superar estos plazos, conllevaría a una extinción de la misma. Y esta causa de extinción será, a su vez, un motivo de denegación de nuestra renovación. Esto independientemente de que se tramite desde el extranjero o en España.

Para evitar inconvenientes es importante tomar ciertas precauciones antes de salir de España con la tarjeta caducada o a punto de caducar:

  • Solicitar una autorización de regreso. La misma nos permitirá realizar la salida y el posterior retorno cuando nuestra autorización se encuentre en proceso de renovación.
  • Tener presente los plazos de ausencia permitidos.
  • Si estas en el extranjero y  la tarjeta está por caducar, intentar retornar a España antes de que caduque. Luego realizar la renovación desde España.
  • Tener un buen asesoramiento para conocer los procedimiento y requisitos de renovación según la autorización de la que seamos titulares. Esto es importante porque no solo cambian los plazos de ausencia permitidos para cada autorización, sino que, por ejemplo, si somos titulares de una tarjeta de larga duración, la renovación es presencial (toma de huellas) y con fecha posterior a la caducidad de la misma, de forma que deberíamos efectuar la entrada antes de que caduque para no tener problemas al retornar y una vez en España, hacer la correspondiente renovación.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter