en Sin categoría

¿Puede el Consulado proceder a la cancelación de la nacionalidad española con valor de simple presunción de un menor español?

Una cuestión muy importante para los extranjeros residentes en España es en relación a la nacionalidad que tendrán sus hijos nacidos en España, ¿adquieren la nacionalidad española de forma automática o la de sus padres? ¿de qué depende tener una u otra?

El Código Civil, en el artículo 17.1, determina quiénes son españoles de origen. En concreto: “los nacidos de padre o madre españoles”(…) asimismo, en su apartado (c) establece que lo serán también,  “los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecieran de nacionalidad o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo su nacionalidad”.

La legislación española se rige por el principio Ius Sanguinis (derecho de sangre). Por lo tanto, cualquier persona adquiere la nacionalidad española a través de sus ascendientes, por el simple hecho de su filiación y con independencia de territorio donde se haya producido el nacimiento. Así, el hijo de españoles nacido en Colombia, por ejemplo, será español.

Por otra parte, algunos Estados aplican al principio Ius Soli. Por este principio se otorga la nacionalidad a todos aquellos que hayan nacido en el territorio del Estado que aplique dicho criterio. En este caso no importa cuál sea la nacionalidad de sus progenitores.

Pero, ¿qué ocurre si, por ejemplo, dos ciudadanos colombianos tienen un hijo nacido en territorio español?

Según lo expuesto anteriormente, no podría ser español porque sus padres no son españoles (Ius Sanguinis), pero tampoco podrían ser colombianos al no haber nacido en Colombia ni haberse inscrito el nacimiento en territorio extranjero en el Consulado Colombiano (Ius Soli). Entonces, ¿el menor no tendría nacionalidad?

Para evitar estos supuestos, nuestro ordenamiento jurídico aplica el criterio de Ius Sanguinis. Pero lo hace con algunas excepciones (como la contemplada en el artículo 17.2 (c) del Cc). Esto es, como regla general, los menores nacidos en España adquirirán la nacionalidad de sus padres, pero si la ley nacional de cualquiera de ellos no transmitiera su nacionalidad por aplicación del criterio Ius Soli, para evitar que el menor carezca de nacionalidad, España reconoce, con valor de simple presunción, la nacionalidad de origen.

Cancelación de la nacionalidad

Actualmente el problema lo tienen los hijos de ciudadanos colombianos que han nacido en España y adquirido la nacionalidad española por esta vía.

Muchos Consulados, sobre todo el de Bogotá, están procediendo a iniciar procedimientos de cancelación de la nacionalidad española con valor de simple presunción. Lo efectúan cuando estos menores, ya residentes en el extranjero, adquieren la nacionalidad colombiana con posterioridad a la española.

El problema se lo encuentran cuando sus padres acuden al Consulado a renovar el pasaporte español del menor. El propio Consulado al comprobar la posterior adquisición de una segunda nacionalidad (la colombiana), procede a retirar el pasaporte español e iniciar el procedimiento de cancelación de la nacionalidad.

Esta práctica, que estamos viendo con frecuencia, es ilícita. En primer lugar, porque la nacionalidad española con valor de simple presunción es una nacionalidad de origen. Por lo tanto, el Código Civil no contempla adquirir una nueva nacionalidad como causas de pérdida de la nacionalidad española.

En este casos se debe recurrir a la DGRN para que acuerde el mantenimiento de la nacionalidad de dicho menor. Así como para instaurar un criterio que evite esta práctica que carece de justificación legal.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter