en Sin categoría

Como ya sabemos, existe una autorización de residencia por circunstancias excepcionales conocida como arraigo social que permite regularizar la situación de los extranjeros que se encuentran en España en situación irregular siempre que puedan acreditar una permanencia continuada en el país de al menos de tres años (además de cumplir con el resto de requisitos que se exigen para la obtención de dicha autorización). Pero, ¿es posible solicitar el arraigo antes de los tres años de residencia en España? Aquí respondemos a este interrogante.

¿Podría solicitar el arraigo antes de los tres años?

Si la pregunta en concreto es referente al arraigo social, la respuesta es NO. La permanencia continuada en España por un periodo de tres años es el primero de los requisitos exigidos. Lo podremos acreditar a través de nuestro certificado de empadronamiento o bien, a través de cualquier medio de prueba válido en derecho que puedan demostrar la permanencia en nuestro país durante dicho periodo, (además de cumplir con el resto de requisitos que exige dicha autorización).

No obstante, si respondemos a la pregunta en sentido estricto, diríamos que si podemos solicitar un arraigo antes de los tres años de permanencia en España, puesto que la normativa contempla otros tipos de arraigo que pasaremos a analizar a continuación:

Por una parte, podríamos solicitar el arraigo laboral si acreditamos una permanencia en España de dos años. De forma que, en este supuesto, podríamos solicitarlo antes del tiempo que se exige para el arraigo social.

 

Arraigo laboral

No obstante, esta figura del arraigo laboral presenta una peculiaridad importante que lo distingue de éste último. Y, es que además de los dos años en España, nos pedirán que acreditemos la existencia de una relación laboral de al menos de seis meses, así como una resolución judicial o acta de conciliación en vía judicial, o bien una resolución administrativa o acta de infracción de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social que reconozca y acredite la existencia de esta relación laboral.

Sin embargo, a pesar de que reduce el plazo de permanencia exigido, no suele ser frecuente entre los extranjeros. Esta particularidad conlleva a sanciones económicas importantes para el empleador por haber tenido trabajando a un extranjero sin los permisos de trabajo correspondientes.

Arraigo familiar

Por último, nos encontramos con un tercer tipo de arraigo. Este no exige un tiempo mínimo de permanencia en España para poder solicitarlo. Podremos presentar nuestra solicitud desde el mismo momento en que efectuamos la entrada en España. Siempre y cuando que nos encontremos en alguno de los siguientes supuestos:

Solo podrá solicitarlo quien sea padre o madre de un menor con nacionalidad española. O bien, el hijo de padre o madre que hubiera sido originariamente español.

Por tanto, si contestamos a dicha pregunta refiriéndonos al arraigo social, la respuesta será que no podremos solicitar la correspondiente autorización hasta no haber cumplido el plazo de permanencia exigidos (tres años).

Si por el contrario, contestamos a la misma en sentido estricto, haciendo referencia a los tipos de arraigo que contempla nuestra normativa, sí que podremos solicitar dicha autorización en un plazo inferior: dos años (arraigo laboral) o sin plazo de permanencia mínimo exigido (arraigo familiar), siempre y cuando nos encontremos en cualquiera de los supuestos que se requieren para cada autorización en concreto.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter