en Arraigo, Información legal

La residencia por arraigo familiar es la autorización de residencia por circunstancias excepcionales que obtienen los extranjeros padres/madres de un menor de edad con nacionalidad española. Esta residencia por arraigo social tiene una duración de un año. Y, el procedimiento para tramitar esta residencia es bastante sencillo. Nos basta con demostrar que somos padres de un menor de edad, que el niño tenga la nacionalidad española y que viva a nuestro cargo. Además, tenemos que acreditar que carecemos de antecedentes penales.

Para tramitar esta autorización no es necesario disponer de un contrato de trabajo. Y, además, dicha autorización nos permite trabajar por cuenta propia o ajena.

Se podrá conceder a ciudadanos extranjeros que se hallen en situación irregular en España. Con esto podrán conseguir un permiso inicial de residencia y también autorización para trabajar si acreditan ser padres de un niño español menor de edad que viva a su cargo.

Esta figura del arraigo familiar fue incorporada en el nuevo reglamento de extranjería después de decenas de sentencias favorables a reconocer el derecho de los niños españoles a vivir con sus padres.

También son susceptibles de acogerse a la residencia por arraigo familiar los extranjeros cuyo cónyuge sea español y su matrimonio se encuentre pendiente de inscripción en el Registro Civil.

Requisitos para solicitar la residencia por arraigo familiar

  1. No ser ciudadano de la Unión Europea. O, familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen comunitario.
  2. Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
  3. No tener prohibida la entrada en España. Y, no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.
  4. No encontrarse dentro del plazo de compromiso de no retorno a España
  5. Ser padre o madre de menor de nacionalidad española, o hijo de padre o madre que hubiera sido originariamente español.

Documentación exigible

  1. Impreso de solicitud en modelo oficial (EX–10)
  2. Copia completa del pasaporte, título de viaje o cédula de inscripción con vigencia mínima de cuatro meses.
  3. Certificado de antecedentes penales
  4. Documentación acreditativa del vínculo familiar y la nacionalidad, que será:
  5. En el supuesto de ser padre o madre de menor de nacionalidad española:
  6. Certificado de nacimiento del menor de nacionalidad española en el que conste el vínculo familiar y la nacionalidad española de dicho menor.
  7. En el supuesto de ser hijo de padre o madre originariamente español:
  8. Certificado de nacimiento del solicitante.
  9. Certificado de nacimiento del padre o madre originariamente español o certificado del Registro Civil que acredite dicha condición.

Además, cuando se aporten documentos de otros países deberán estar traducidos al castellano o lengua cooficial del territorio donde se presente la solicitud.

Por otro lado, todo documento público extranjero deberá ser previamente legalizado por la Oficina consular de España con jurisdicción en el país en el que se ha expedido dicho documento. También por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación salvo en el caso en que dicho documento haya sido apostillado por la Autoridad competente del país emisor según el Convenio de la Haya de 5 de octubre de 1961 y salvo que dicho documento esté exento de legalización en virtud de Convenio Internacional.

Procedimiento para el arraigo familiar

Sujeto legitimado para presentar la solicitud: el extranjero personalmente, o su representante legal en el supuesto de ser menor o incapaz.

Lugar de presentación: Oficina de Extranjería de la provincia en la que el extranjero tenga fijado el domicilio.

Tasa de residencia temporal por circunstancias excepcionales: se devengará en el momento de admisión a trámite de la solicitud, y deberá abonarse en el plazo de diez días hábiles, es:

Modelo 790 código 052, epígrafe 2.5 “autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales”: a abonar por el extranjero

Plazo de resolución de la solicitud: 3 meses contados a partir del día siguiente a la fecha en que haya tenido entrada en el registro del órgano competente para su tramitación. Transcurrido dicho plazo sin notificación, se podrá entender que la solicitud ha sido desestimada por silencio administrativo.

La concesión de la autorización de residencia, lleva aparejada una autorización de trabajo por cuenta ajena o propia en España.

Además, en el plazo de un mes desde la concesión, el extranjero deberá solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero.

Finalmente, el solicitante exhibirá en el momento del trámite de huella:

  1. Pasaporte o título de viaje o cédula de inscripción para acreditar su identidad y aportará:
  2. Solicitud de tarjeta de identidad de Extranjero, en modelo oficial (EX–17)
  3. Justificante del abono de la tasa de la tarjeta
  4. Tres fotografías recientes en color, en fondo blanco, tamaño carné.

La autorización concedida tendrá una vigencia de un año. A su término se podrá solicitar autorización de residencia o también una autorización de residencia y trabajo.

 

Renovación de la residencia por arraigo familiar

Cuando toque renovar la residencia por arraigo familiar tenemos que saber que el trámite no es tan sencillo. Lo primero es que no se trata de una renovación como tal, sino de una modificación de una autorización de residencia por circunstancias excepcionales a una autorización de residencia inicial, que será de una de las siguientes opciones:

  • Por cuenta ajena si hemos trabajado con contrato de trabajo.
  • Por cuenta propia si hemos creado una empresa como autónomos.
  • Residencia no lucrativa si no trabajamos pero disponemos de medios económicos para nuestra manutención.

Los extranjeros que han tramitado la autorización de residencia por circunstancias excepcionales han comprobado que conseguirla es fácil. Sin embargo, las complicaciones llegan a la hora de renovarla. El principal motivo es que, durante el año de vigencia de la tarjeta de arraigo familiar, se olvida que es obligatorio trabajar durante un tiempo para luego poder proceder a la renovación. De hecho, se han denegado muchas residencias por falta de contrato de trabajo, una cotización mínima o por los recursos económicos.

Denegación de la renovación de residencia por arraigo familiar

Si es denegada la renovación de la primera tarjeta por arraigo familiar, no da razón para no solicitar un segundo arraigo familiar. Entendemos que se siguen dando las mismas circunstancias excepcionales que dan lugar a dicha tarjeta.

Ahora bien, la Oficina de Extranjeros, sostiene lo siguiente:

«El arraigo familiar es un tipo de autorización de residencia por circunstancias excepcionales. Las circunstancias excepcionales, ya se apreciaron en su día en la autorización que le fue concedida. Sin embargo, si ya se hubiera presentado la correspondiente solicitud de modificación y ésta no se hubiera resuelto favorablemente, o ya no estuviera en plazo para modificar la autorización, se podrá solicitar una nueva residencia de arraigo familiar. Siempre que, además de la documentación requerida, se aporte el informe favorable sobre esfuerzo de integración».

Es decir, Extranjería reconoció la posibilidad de presentar por segunda vez el expediente cuando la renovación hubiera sido denegada.

En definitiva, queda supeditada la concesión del segundo expediente a la posibilidad de disponer del informe de esfuerzo de integración. Pero al menos, es positivo saber que será posible disponer de este informe y recuperar la residencia.

Para conseguir el Informe de esfuerzo de integración es necesario pasar unos cursos previos.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter