en Arraigo, Información legal

La residencia por arraigo familiar es la autorización de residencia por circunstancias excepcionales que obtienen los extranjeros padres/madres de un menor de edad con nacionalidad española. Esta residencia por arraigo social tiene una duración de un año. Y, el procedimiento para tramitar esta residencia es bastante sencillo. Nos basta con demostrar que somos padres de un menor de edad, que el niño tenga la nacionalidad española y que viva a nuestro cargo. Además, tenemos que acreditar que carecemos de antecedentes penales.

Para tramitar esta autorización no es necesario disponer de un contrato de trabajo. Y, además, dicha autorización nos permite trabajar por cuenta propia o ajena.

Renovación de la residencia por arraigo familiar

Cuando toque renovar la residencia por arraigo familiar tenemos que saber que el trámite no es tan sencillo. Lo primero es que no se trata de una renovación como tal, sino de una modificación de una autorización de residencia por circunstancias excepcionales a una autorización de residencia inicial, que será de una de las siguientes opciones:

  • Por cuenta ajena si hemos trabajado con contrato de trabajo.
  • Por cuenta propia si hemos creado una empresa como autónomos.
  • Residencia no lucrativa si no trabajamos pero disponemos de medios económicos para nuestra manutención.

Los extranjeros que han tramitado la autorización de residencia por circunstancias excepcionales han comprobado que conseguirla es fácil. Sin embargo, las complicaciones llegan a la hora de renovarla. El principal motivo es que, durante el año de vigencia de la tarjeta de arraigo familiar, se olvida que es obligatorio trabajar durante un tiempo para luego poder proceder a la renovación. De hecho, se han denegado muchas residencias por falta de contrato de trabajo, una cotización mínima o por los recursos económicos.

Denegación de la renovación de residencia por arraigo familiar

Si es denegada la renovación de la primera tarjeta por arraigo familiar, no da razón para no solicitar un segundo arraigo familiar. Entendemos que se siguen dando las mismas circunstancias excepcionales que dan lugar a dicha tarjeta.

Ahora bien, la Oficina de Extranjeros, sostiene lo siguiente:

“El arraigo familiar es un tipo de autorización de residencia por circunstancias excepcionales. Las circunstancias excepcionales, ya se apreciaron en su día en la autorización que le fue concedida. Sin embargo, si ya se hubiera presentado la correspondiente solicitud de modificación y ésta no se hubiera resuelto favorablemente, o ya no estuviera en plazo para modificar la autorización, se podrá solicitar una nueva residencia de arraigo familiar. Siempre que, además de la documentación requerida, se aporte el informe favorable sobre esfuerzo de integración”.

Es decir, Extranjería reconoció la posibilidad de presentar por segunda vez el expediente cuando la renovación hubiera sido denegada.

En definitiva, queda supeditada la concesión del segundo expediente a la posibilidad de disponer del informe de esfuerzo de integración. Pero al menos, es positivo saber que será posible disponer de este informe y recuperar la residencia.

Para conseguir el Informe de esfuerzo de integración es necesario pasar unos cursos previos.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter