en Información legal, Residencia por Inversión

Una de las medidas de estímulo que recoge la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, consiste en crear una categoría de visado para aquellas personas dispuestas a invertir su dinero, comprar inmuebles o crear puestos de trabajo, bajo ciertas condiciones, en el territorio español. Por ello, existe el visado de residencia en España para inversores.

Requisitos para obtener el visado de residencia en España para inversores

El visado de residencia en España para inversores puede ser de estancia o residencia. Uno de los requisitos que generan mas dudas, es acerca del capital necesario para justificar la solicitud. La normativa dice que debe ser un monto “significativo” en los siguientes supuestos:

  • Cuando se trate de una inversión inicial por un valor igual o superior a 2 millones de euros en títulos de deuda pública española.
  • Si es una inversión igual o superior a un millón de euros en acciones o participaciones sociales de empresas españolas.
  • Los depósitos bancarios en entidades financieras españolas iguales o superiores al millón de euros.
  • La compra de bienes inmuebles que tengan un valor igual o superior a 500.000 euros por cada solicitante.
  • Que el proyecto empresarial sea considerado de interés general. Esto se acredita mediante la creación de puestos de trabajo.
  • Se espera un impacto socioeconómico en el ámbito geográfico donde se desarrolle la actividad emprendedora.
  • La aportación relevante en términos de innovación científica y tecnológica.

Es muy importante tomar en cuenta que el inversor, sea persona física o natural, debe tener su domicilio en un territorio que no sea considerado paraíso fiscal, según la normativa española. El solicitante debe poseer, directa o indirectamente, la mayoría de los derechos de voto de la empresa o sociedad, con poder para nombrar o destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración.

Acreditación de la inversión

Para demostrar la inversión exigida, según el caso, se debe presentar de la siguiente manera:

  • En un período no superior a 60 días anteriores a la presentación de la solicitud.
  • Cuando la inversión sea en forma de acciones no cotizadas en bolsa, se acompañará un ejemplar de la declaración de inversión. Deberá estar tramitada ante el Registro de Inversiones Exteriores del Ministerio de Economía y Competitividad.
  • Si la inversión está representada en acciones cotizadas en bolsa, el certificado será emitido por el intermediario financiero. Y, deberá estar registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores o en el Banco de España, en el que conste que el interesado ha efectuado la inversión a efectos de esta norma.
  • En el caso de compra de deuda pública, deberá ser acreditado por la entidad financiera o del Banco de España, en el que se indique que el solicitante es el titular único de la inversión para un periodo igual o superior a 5 años.
  • Para los depósitos bancarios, se presentará un certificado de la entidad financiera. En el mismo debe constar que el solicitante del visado es el titular único del depósito bancario.

Acreditación de compra de vivienda

  • En el supuesto de que el visado de residencia se justifique mediante la compra de un inmueble, la certificación de la propiedad requiere información continuada de dominio y cargas del Registro de la Propiedad. Este documento debe incluir un código electrónico de verificación para que pueda ser consultado a través de Internet.
  • Cuando la adquisición de los inmuebles se encontrara en trámite de inscripción en el Registro de la Propiedad, en el momento de presentar la solicitud, es suficiente, junto con la certificación de presentación del documento de adquisición, respaldar el pago de los impuestos correspondientes.
  • La inversión en bienes inmuebles de 500.000 euros libre de toda carga o gravamen. Además, la parte de la inversión que exceda del importe exigido podrá estar sometida a carga o gravamen.

Renovación de residencia en España para inversores

Al permiso inicial de dos años de residencia en España para inversores sigue la renovación. La misma es válida para dos años mas, con las siguientes ventajas y obligaciones:

  • Validez en todo el territorio nacional.
  • Hallarse dentro del plazo de los noventa días naturales posteriores a la caducidad del permiso inicial.
  • Haber viajado a España al menos una vez durante el periodo autorizado para residir.
  • El inversor deberá demostrar que ha mantenido la inversión de un valor igual o superior a la cantidad mínima requerida.
  • En acciones no cotizadas o participaciones sociales, se deberá presentar un certificado notarial que demuestre que el inversor ha mantenido durante el período de referencia anterior la propiedad de las acciones no cotizadas o participaciones sociales que le facultaron para obtener el visado de inversores.
  • En inversión en acciones cotizadas, deberá presentar un certificado de una entidad financiera. Deberá constatar que el interesado ha mantenido en valor promedio un millón de euros invertidos en acciones cotizadas durante el período de referencia.
  • En inversión en títulos de deuda pública, certificado de una entidad financiera o del Banco de España, en el que se verifique el mantenimiento, o ampliación, durante el período de referencia anterior del número de títulos de deuda pública que adquirió el inversor en el momento en que realizó la inversión inicial.
  • En inversión en depósito bancario, se deberá presentar un certificado de entidad financiera que verifique que el inversor ha mantenido su depósito durante el período de referencia.
  • Para los inversores de bienes inmuebles, certificado de dominio del Registro de la Propiedad que corresponda al inmueble.
  • La Dirección General de Comercio e Inversiones del Ministerio de Economía y Competitividad se encargarán de constatar que las razones de interés general se mantienen.
  • El cumplimiento de las obligaciones en materia tributaria y de Seguridad Social.

Nuevas medidas en la residencia en España para inversores

Finalmente, todas estas medidas pueden ser aprovechadas por ciudadanos de cualquier país del mundo. Es un cambio respecto a los años recientes. Antes la política de inmigración había sido enfocada hacia la situación del mercado laboral. Por lo cual, con esto el Gobierno intenta ampliar la perspectiva del concepto de inmigración. Y, además contribuir de una manera novedosa al crecimiento económico del país.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter