en Información legal, Internamiento y expulsión

Cuando la Policía te detiene, puede pedirle al juez que entres en el CIE. Por lo tanto, es el juez quien toma la decisión antes de que pasen 72 horas desde que te detuvieron. Cuando la policía te detiene por no tener papeles, no siempre pide al juez el ingreso en un CIE porque primero tiene que comprobar que hay plazas. Muchas veces no hay sitio en el CIE y entonces la Policía te dejará en libertad.

Si no tienes antecedentes, también es probable que no ingreses en el CIE. Si la Policía solicita tu ingreso en un CIE, deberás comparecer ante el juez y él/ella decidirá si entras o no en el CIE.

Para evitar el ingreso, tu abogado tiene que convencer al juez de que no hay riesgo de que te fugues y que si te van a sancionar con multa o expulsión puedes esperar la decisión final en tu casa, sin necesidad de que se te prive de libertad. Para ello, es muy importante que colabores con tu abogado rápidamente (privado o de oficio gratuito) dándole, por medio de tus familiares o amigos, que documentos que prueben tienes domicilio conocido y que tienes arraigo en España, por ejemplo:

      • Empadronamiento y tarjeta comunitaria
      • Familiares residentes legales
      • Escolarización de hijos
      • Alquiler de piso
      • Certificado que perteneces a alguna asociación
      • Cursos realizados
      • Cualquier papel que hubieras intentado la regularización en España o Asilo Político
      • Cartilla o cuenta corriente

IMPORTANTE: Tener la documentación organizada, para que en caso de detención, puedan entregarse.

¿Qué derechos tienen las personas ingresadas en el CIE?

Tienes que tener claro que, legalmente, no eres un preso en una cárcel, ya que el CIE no es una cárcel y tú no estás ahí por cometer un delito. Al CIE te envía un juez exclusivamente por no tener los papeles en regla y con el objetivo de poder expulsarte a tu país.

Mientras estás internado, estás protegido por el juez, la policía sólo te vigila, por lo que dicha policía tiene la obligación de comunicar al juez cualquier circunstancia que modifique tu situación (enfermedades graves, castigos, etc).

Dentro del CIE tienes derecho a:

    1. Información escrita: cuando entres en el CIE deben darte información escrita sobre tus derechos y obligaciones; la organización y las normas de funcionamiento del Centro donde acabas de ingresar y los medios para formular peticiones o quejas. Te deben entregar la información en un idioma que entiendas.
    2. Peticiones y quejas sobre el funcionamiento del Centro o sobre el comportamiento de la Policía. Debes dirigirlas:
      • Al Director del CIE, bien solicitando una entrevista personal o bien presentando a petición o queja por escrito. Las peticiones y quejas quedan registradas, y te deben entregar un recibo o fotocopia fechada y sellada.
      • También puedes dirigir la queja al juez de instrucción que decidió tu internamiento, en sobre cerrado. La policía del CIE está obligada a hacérselo llegar.
      • Igualmente, deben enviar a la autoridad u órgano a quien quieras escribir (Fiscal de Extranjería, Defensor del Pueblo, etc.), las quejas y peticiones que presentes en defensa de tus derechos e intereses y no pueden abrir el sobre que les entregues.
    3. Derecho a la atención médica especializada, aislamiento de enfermos contagiososy prevención de epidemias.
    4. Asistencia social para solucionar problemas surgidos por la situación de internamiento:ayuda a familias, tramitación de documentos, intérpretes.
    5. A recibir ayuda legal de un abogado.
    6. A tener una visita al día en el horario establecido.
    7. Comunicaciones telefónicas. En las zonas de uso común del CIE debe haber teléfonos de uso público, que tú deberás pagar y que podrás usar todos los días.
    8. Derecho a la integridad física y salud, sin que puedan en ningún caso someterte a tratos degradantes o a malos tratos de palabra o de obra y a que sea preservada tu dignidad y tu intimidad.
    9. Alimentación adecuada.
    10. Higiene, calefacción, iluminación y ventilación adecuadas.
    11. Práctica religiosa.

Tus obligaciones dentro del CIE:

También es necesario que conozcas tus obligaciones, ya que de ese modo evitarás problemas y posibles castigos o sanciones.

    1. Debes respetar las normas de funcionamiento del CIE y las órdenes particulares que te den los funcionarios. Siempre y cuando no vulneren tus derechos.
    2. Debes mantener una actitud respetuosa con los funcionarios, siempre que ellos cumplan con sus obligaciones y respeten tus derechos. De no ser así, no seas irrespetuoso en tus formas pero quéjate enérgicamente, de palabra o por escrito.
    3. También debes respetar a tus compañeros ingresados en el CIE, evitando discusiones, amenazas, etc. Y, conservar las instalaciones del CIE, así como respetar las pertenencias de los demás compañeros.
    4. Es obligatorio que te sometas a los controles médicos que indique el médico del CIE, tanto a tu entrada como a tu salida del CIE.
    5. Los funcionarios del CIE pueden adoptar contra ti medidas de seguridad, siempre que se hagan con corrección y respeto. Esas medidas son:
      • Pueden inspeccionar los locales y dependencias en las que te encuentres e incluso pueden registrarte a ti y tus cosas.
      • Solo pueden utilizar fuerza física para evitar peleas entre internos, impedir fugas, daños en las instalaciones o si te resistes a las indicaciones del personal del CIE.
      • Solo pueden usar la fuerza cuando no exista otra manera de conseguir la finalidad deseada. Si la usan, debe ser proporcional a los fines que persiguen y solo durante el tiempo estrictamente necesario.
      • La fuerza no puede nunca utilizarse como un castigo.
      • Si utilizan la fuerza contra ti, el Director del CIE debe comunicarlo inmediatamente al juez que autorizó tu internamiento, que controlará la actuación policial.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter