en Arraigo, Información legal

Tipos de arraigos

¿Conoces los tipos de arraigo que hay en España y para qué sirven?

¿Tienes más de tres años en España de forma irregular?

¿Tienes un hijo español?

¿Has estado trabajando por un periodo no inferior a 6 meses y no te han hecho el contrato laboral?

Arraigo social

La residencia por arraigo social pueden solicitarla quienes acrediten una estancia continuada en España de un mínimo de tres años. Al momento de solicitarla deben contar con un contrato de trabajo

Para demostrar la permanencia en España puede estar empadronado, como también poseer un contrato laboral de duración no inferior al año. O bien contar con un algún familiar residente en España, como cónyuges, ascendientes y descendientes en línea directa. Los vínculos familiares pueden reemplazarse por un informe del Ayuntamiento donde reside que informe su inserción social. El informe contara con fecha de permanencia en España, cuales son los medios de vida, cuanto sabe del idioma oficial de la Comunidad donde vive y como se ha insertado en la sociedad.

Se puede incurrir en la denegación del arraigo social por deudas con Hacienda o Seguridad Social. La existencia de deudas del empleador es uno de los motivos de denegación de los permisos de residencia y trabajo. Sobre todo, de los expedientes de arraigo social con contrato de trabajo.

Recuerda, antes de proceder a la presentación de un expediente en extranjería, comprobar que no existen este tipo de deudas o incumplimientos, ya que en caso de existir, el motivo de denegación es muy claro.

Arraigo social sin contrato de trabajo

Esta autorización de residencia por circunstancias excepcionales se puede obtener cuando no se pueda aportar contrato de trabajo. Para que se nos exima de esa obligación, debemos acreditar mediante el informe de inserción social, la prueba que disponemos de medios económicos. En este informe se deberá acreditar, que no se necesita de un contrato de trabajo, y que se cuenta con los medios de vida suficiente para vivir en España.

Arraigo social con negocio en Internet

Este tipo de residencia por circunstancias excepcionales, es posible tramitarla por medio a un expediente de arraigo social, sin tener obligatoriamente un contrato de trabajo. Para acreditarse dichos medios de vida, en esta excepción se podrá presentar como prueba, el ejercicio de actividad por cuenta propia. Por lo cual, el reglamento de extranjería prevé la posibilidad de presentación de un plan de empresa (que podrá ser un negocio por internet), por cuenta propia. Lo más importante, la demostración y la preparación del proyecto y la acreditación de la viabilidad y tenencia necesaria del dinero para afrontar la inversión, es decir poder demostrar solvencia económica del mismo.

Arraigo laboral

Para solicitar la residencia por arraigo laboral deberán acreditar la permanencia en España durante dos años.

Y también demostrar la existencia de una relación laboral con una duración que no sea inferior a un año. Frente a la inexistencia de un contrato laboral, para acreditar esta condición debe realizarse mediante una resolución judicial o mediante una resolución administrativa de confirmación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Generalmente se presenta el problema de pruebas.

Arraigo familiar

Esta opción es para los padres de un niño español que quieran optar por la residencia por arraigo familiar. Es una autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales. Se podrá conceder a ciudadanos extranjeros que se hallen en España y, o bien sean padre o madre de un menor de nacionalidad española, o sean hijos de padre o madre que hubieran sido originariamente españoles.

Enlaces de interés:

 

Introduzca su búsqueda y pulse Enter