en Carta de invitación, Información legal

Los extranjeros que desean entrar a España deben cumplir una serie de requisitos. El cumplimiento de estos requisitos es exigible, no solo en los casos en los que existe la necesidad de pedir visado, sino también en el caso de aquellos nacionales para los que no se les pide esta exigencia de visa. Uno de ellos es acreditar el alojamiento en España.

Los extranjeros de países a los que no se les pide visa para entrar a España deben acreditar el cumplimiento de estos requisitos en el momento de la entrada a España si así es exigido por las autoridades españolas de frontera

Si un extranjero que no necesita visa no cumple con los requisitos, la entrada a España puede ser denegada.

Si por el contrario, el extranjero necesita visado, deberá acreditar el cumplimiento de los requisitos antes de efectuar el viaje. En concreto, deberá solicitar el correspondiente visado a través del Consulado español en su país.

Entre los requisitos exigidos para la entrada en España en calidad de turista, el interesado deberá aportar los billetes de ida y de vuelta; medios económicos suficientes para su sustento y manutención durante el periodo de estancia en nuestra país, así como para garantizar el retorno; un seguro médico y acreditar las condiciones del viaje, como el alojamiento.

¿Cómo podemos acreditar la disponibilidad de alojamiento en España?

Pues bien, tenemos dos opciones:

Si el motivo de nuestro viaje es visitar a un amigo o familiar en España, y vamos a quedarnos en su domicilio durante nuestra permanencia en el país, éste puede solicitar una carta de invitación para que el interesado pueda presentarlo en el Consulado con el resto de documentación (si se le exige visado para entrar en España). O bien, llevarlo consigo al efectuar la entrada por nos lo requieren en frontera (si no necesitamos visado para entrar). En ambos casos, este documento nos permitiría acreditar que disponemos de alojamiento durante el periodo de estancia en España.

Pero, ¡cuidado! Esta carta de invitación implica la obligación de retorno del extranjero a su país de origen una vez finalizado el plazo establecido en la carta. El incumplimiento de esta obligación podría tener consecuencias, tanto para el invitado como para el invitante.

Enlaces de interés:

Introduzca su búsqueda y pulse Enter